Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)

Resumen de la biografía de W. A. Mozart

Wolfgang A. Mozart (Salzburgo, 1756-1791), compositor austríaco que constituye el caso más representativo de precocidad, genialidad y fecundidad en la historia de la música, siendo considerado el más grande genio de la música de todos los tiempos. Con una vida de sólo 35 años, fue capaz de cultivar con excelencia todos los géneros, desde la música sacra y coral, hasta la ópera, pasando por la sinfonía y la música de cámara, representando junto a Haydn y Beethoven, la cúspide del clasicismo musical.

Recibió la primera educación musical de su padre, Leopoldo, violinista de la corte del arzobispo de Salzburgo y que ejerce una importante influencia sobre Mozart. Dotado de una gran capacidad en la ejecución del clave, comenzó a componer minuetos a los cinco años. En 1763 inició su primera gira europea; en París descubrió la ópera francesa y en Londres frecuentó a Johann Christian Bach, de quien asimiló el perfecto equilibrio entre las escuelas italiana y alemana, como se aprecia en sus dos óperas La finta semplice y Bastián y Bastiana (1768).

En 1769 realizó una extensa gira por Italia y conoció en Bolonia al Padre Martini, de quien aprendió la técnica del contrapunto y de la fuga. En 1779 entró al servicio del arzobispo de Salzburgo, componiendo sobre todo música religiosa como la Misa de la Coronación y otras importantes obras como Concierto para piano en Mi bemol, Sinfonía Concertante y la ópera Idomeneo (1781). En 1781 tuvo lugar su ruptura con el arzobispo, lo cual produjo una sensible transformación en sus composiciones, que se hacen más personales, con melodías y efectos orquestales innovadores. El conocimiento de las obras de Haydn y de Johann Sebastian Bach, el estudio de la fuga, la técnica contrapuntística y los oratorios determinan la madurez del estilo de Mozart. Se estableció definitivamente en Viena donde compuso las óperas El rapto del Serrallo (1782), Las bodas de Fígaro (1786), Don Giovanni (1787) Cosi fan tutte (1790) y La flauta mágica (1791); las sinfonías Haffner (1782), Linz (1783), Praga (1786) y Júpiter (1788); la Pequeña serenata nocturna (1787) y el Concierto para clarinete (1791). Pese a ello, su situación económica se hizo precaria y acabó su vida prácticamente en la miseria. Su última obra, Réquiem (1791) fue concluida después de su muerte por sus discípulos.

Realizó notables contribuciones a casi todos los géneros musicales y desempeñó un importante papel en el establecimiento del estilo clásico de composición, particularmente en sus conciertos para piano, en sus sinfonías y en sus óperas.

Sus obras superan los 600 títulos, registrados y catalogados en el siglo XIX por L. von Köchel que en 1862 publicó dicho catálogo. En la actualidad las obras de Mozart llevan una numeración con el nombre abreviado de Köchel y el número que éste asignó en el catálogo (por ejemplo K. 234).

One thought on “Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *